Imagen: Data24
La policía de Santa Cruz dispersó esta mañana con balas de goma a manifestantes de gremios y agrupaciones de jubilados, que bloqueaban las puertas de la Legislatura en la ciudad de Río Gallegos en reclamo del pago de sueldos atrasados, horas antes de la sesión que tratará entre otros temas el pacto fiscal que la gobernadora Alicia Kirchner firmó con la Nación.

Los manifestantes iniciaron quema de cubierta frente a la Cámara, ante un fuerte vallado de seguridad y personal de Infantería que rodeaba el acceso. Cuando dos Trafic arribaron al lugar, por el acceso de calle Muratore, los manifestantes fueron hacia allí, previendo que en las unidades llegaban los diputados. En ese momento se comenzó a generar un forcejeo con la policía y los efectivos empezaron a reprimir disparando con sus escopetas antimotines.
 

 
En el incidente, resultó gravemente herida la docente María Luz Daniel, quien recibió perdigones de goma en la pierna entre el glúteo y la rodilla, lo cual le produjo una herida de importancia con desgarramiento de tejido graso, debido a la corta distancia de la cual se disparó. Otros manifestantes sufrieron contusiones o heridas leves, que no implicaron atención médica de urgencia, como en el caso de Daniel.
 
 
La protesta de la MUS, donde convergen gremios como ADOSACJudicialesAPROSA con el acompañamiento del Partido Obrero y los jubilados, se generó especialmente por la falta del cobro de haberes y aguinaldos y el rechazo a los temas que se iban a tratar en la última sesión legislativa. Uno de los temas en cuestión era el acuerdo a la designación de Reneé Fernández como vocal del Tribunal Superior de Justicia, cuestionada por los gremios de la Mesa de Unidad Sindical (MUS).
En medio de esta situación de tensión, donde los jubilados no cobran, los trabajadores cobran por goteo y de los aguinaldos no hay novedad, la última sesión de la legislatura, congregó a unos 300 manifestantes que incendiaron cubiertas y piensan quedarse en el lugar.

 
La furia de los manifestantes se debe a la actual situación de crisis terminal en la que está Santa Cruz, los haberes impagos, la falta de educación, justicia y salud, las pocas o ninguna previsión tomada, la inexistencia de paritarias, menos aún de aumentos salariales y la falta de garantías de que en el 2018 se puedan estabilizar estas variables. Por el contrario, los pronósticos son desesperanzadores y se espera que no haya inicio de clases, la justicia no recomponga su actividad y la situación crítica se profundice.
 
 
Adentro, solo el personal de Cámara hacía los aprestos para iniciar las tareas, pero los diputados que habían logrado entrar dudaban en sesionar, debido la amenaza. Mientras tanto, afuera y adentro de la legislatura la Infantería acordonaba y aseguraba las instalaciones, impidiendo que nadie se acerque al edificio y con dotaciones traídas de otros lugares de Santa Cruz para reforzar la tarea de seguridad.
 
Fuente: Agencia OPI Santa Cruz/La Fusta
Compartir