Tuvieron que romper el pavimento nuevo porque dejaron los caños viejos de fibrocemento sin cambiar

Volvió la laguna de 9 de Julio, esta vez por un caño viejo que algún profesional obvió reemplazar al construirse el nuevo pavimento, por lo que antes de un mes de inaugurado, ya tuvieron que demoler un sector del mismo

1559
Intersección de Av. 9 de Julio y Mendoza con trabajode de demolición por rotura de caño viejo de la red de agua . Foto: La Fusta

Este lunes 18 de Diciembre, sin lluvias ni derrames externos volvió el fantasma de la tradicional laguna en cruce de Avenida 9 de Julio y calle Mendoza de la ciudad de Chajarí,  punto de donde tristemente comenzó a brotar agua desde las entrañas de la obra nueva de pavimentación inaugurada con un acto político menos de un mes atrás, el 20 de Noviembre del presente año.-

El pozo de 2 mts de profundidad para alcanzar al viejo caño roto de fibrocemento perteneciente a la red madre de agua potable al sur de la ciudad. Foto: La Fusta

9 DE JULIO – OBRA PAGADA y VUELTA A PAGAR CON FONDOS DE LA COMUNIDAD , MAL CONSTRUÍDA SIN CONDENA NI RESPONSABLES

La obra de pavimentación de 9 de Julio a lo largo de más de 11 cuadras pésimamente construída en anteriores gestiones, ahora son demolidas y retiradas con el oneroso costo que eso implica, y ¡construidas de nuevo! y ¡pagadas de nuevo! con los aportes de todos los vecinos de cada barrio de la ciudad que se suponía viene a terminar con el padecimiento de muchos años luego de haber recibido una obra con graves falencias sin que jamás haya habido responsable alguno que haya respondido ante la justicia por tamaño daño económico comunitario que nos obligan a volver a pagar a los vecinos desde una caja municipal que posterga otros puntos para volver a hacer lo que ya se pagó una vez. A todo ésto no se puede esquivar los perjuicios individuales contra los vecinos y conductores de vehículos afectados por dicha obra de calidad deplorable desde su génesis y que se fue agravando de manera irrecuperable en el paso de los años.

Leer más: FALTANTE MILLONARIO EN LA OBRA DE DR. CASILLAS  -Sin responsables denunciados, se gestionan nuevos fondos

En 2017 levantando el pavimento de la obra mal hecha años atrás en Av.9 de Julio para volverla  hacer (y pagar) en la actualidad después de infinidad de inconvenientes en el lugar. Foto: La fusta

PAVIMENTO ACTUAL EN APARIENCIAS BUENO SIN  PREVISIBILIDAD DE CAMBIAR LOS CAÑOS VIEJOS

Rescatamos el buen trabajo actual del personal municipal en la construcción del nuevo pavimento que lamentablemente tuvo que ser demolido por falta de previsibilidad profesional a poco de construirse. En la oportunidad de presenciar el triste daño producido a la obra nueva por el caño roto, observamos con detenimiento las distintas capas de suelo cemento y suelo cal que de manera prolija sobrepasan los 35 cm de trabajos compactación sumados a unos 25 cm. de espesor del hormigón con las respectivas mallas cima y varillas de unión, algo que habla de esmero y dedicación en la tarea de las cuadrillas municipales experimentadas en obras de pavimentación a los que se suma una utilización evitable de cuadrillas de Obras Sanitarias reparando algo que algún funcionario político no supo que se debía cambiar-

Buen trabajo en el pavimento construído por personal municipal.35 cm de espesor el suelo cementicio/cal compactado y 25 cm de espesor del hormigón con la correspondiente aislación hídrica malla cima y barras de acero en uniones . foto: La Fusta

NO CAMBIARON CAÑOS DE FIBROCEMENTO -POTENCIAL CANCERÍGENO – QUE PUEDEN TENER ALREDEDOR DE 50 AÑOS DE ANTIGÜEDAD

Tal vez en el afán de llegar con lauros en fechas eleccionarias (igual se retrasaron) comenzaron a colocar hormigón en cada sitio posible destruyendo mucho verde y veredas a las apuradas para la foto, y acertadamente lo hicieron también en la que fuera la vergüenza chajariense del acceso a la ciudad en las 11 cuadras de Av.9 de Julio, obra deplorable cubierta en la impunidad de los responsables y dañina en contra de los vecinos desde hace muchos años hasta la actualidad.

Sin embargo no hay explicación lógica para la falta de previsibilidad profesional al obviar el recambio de cañería de agua potable tan antigua como obsoleta, en una ignorancia supina del diplomado para mantener el nocivo fibrocemento que ronda los 50 años de instalación, en épocas cuando se utilizaba asbesto (cancerígeno) para su construcción hasta que es de público conocimiento que oficialmente se lo prohibió ya por 1997 y al demorarse tras presiones de la industria fue determinante la Ley para dejarlo de utilizar absolutamente desde 2003 en Argentina.

captura de artículo español respecto a la prohibición de materiales antiguos de fibrocemento. Cap. La Fusta

La obra nueva de pavimento de hormigón que se supone debe durar unos 40 años sin mantenimiento, lamentablemente adolece que no se reemplazaron los caños de fibrocemento viejísimos luego de soportar presiones de los trabajos de compactación,  un tramo de ellos termina fisurado al cabo de 3 semanas de inaugurado sin haber sufrido aún los más fuertes embates de la dilatación del verano y con los primeros los cambios bruscos de presión a causa de los cortes de provisión de agua,  con la inevitable demolición de un sector a causa de no haber reemplazado dicha cañería de la red madre de agua potable que cualquier neófito en la materia pronostica “de manual” que se iban a romper… Será que pensaban que iba a durar 100 años o es que se apuraron para la foto nomás??? 

Inauguración obra nueva de pavimentación de 9 de Julio – 21 de Noviembre 2017. Foto: Peensa Municipal

PLEGARIAS POR LA MALA PRAXIS DE LOS RESPONSABLES

A vísperas de comenzar el verano 2017/18 hay unos 40 años por delante para elevar las plegarias pidiendo que los vetustos caños no se rompan nuevamente bajo el nuevo pavimento de la 9 de Julio, sea por faltas u omisiones de los funcionarios involucrados a los cuales la Ley indica que son responsables civilmente por los daños que por dichos motivos éstos causaren (Ley 10027 – Art.115). 

Ingeniero Luis Miguel Bognanno, Secretario de Obras Públicas del Gobierno de la Ciudad de Chajarí. Foto: Archivo

Los ciudadanos de a pie seguiremos observando con pasividad como meten la pata quienes cobran gruesos montos en la administración pública, a la vez que nutrimos sus bolsillos adelgazando los nuestros a través de las Tasas e impuestos. Pretenden que el resultado de su ineptitud en la función pública sea olvidada por los contribuyentes mientras se cubren entre los de la misma estofa cuando se vuelve a gastar de nuevo sin que nadie responda por sus malos actos.

Acaban de demostrarlo con las 11 cuadras mal hechas, vueltas a hacer (a medias sin recambio de caños)… Están proyectando que lo van a hacer de nuevo con la Av. Padre Gallay y el badén de Alem, pero esperamos que haya demandas inmediatas a los responsables antes de volver a poner un peso del Estado que a “los mismos de siempre” los enriqueció en la corrupción.

Fuente: La Fusta

 

Compartir